Uncategorized

El Schadenfreude en las empresas

SchadenfreudeQue las empresas son un medio competitivo, no es ninguna noticia, pero que existe más mala leche de la que parece ya no es tan popular, o sí, no sé. Cuando a alguien le va bien, hay una miriada de compañeros que se alegran mucho o eso quieren aparentar, porque en el fondo están deseando que les vaya mal o lo siguiente.

El director comercial consigue su cuota de ventas anual más un 20% y es felicitado por sus compañeros, pero el único que lo hace con sinceridad es el máximo accionista.

Se va a realizar una gran inversión en la fábrica, se renovarán todas las máquinas en la nueva nave invirtiendo 5 millones de euros. En la inaguración, todos felicitan al director de producción, pero sólo se alegra el proveedor industrial que ha hecho la cuota con esa inversión industrial.

Tras la retirada del director de recursos humanos, una de las tres responsables en el segundo nivel del departamento es nombrada nueva directora de RRHH, las otras dos la abrazan y le dicen: “¡Cuánto me alegro Lola, te lo mereces!” Aunque lo que piensan en realidad es que se merece la horca por pelota y trepa.

Esta es la versión “¡Me alegro tanto!”, pero el auténtico Schadenfreude es al revés: cuando hay un error, se pierde un cliente importante, llegas tarde a una reunión importante, te han colocado un nuevo jefe muy cascarrabias o te han defenestrado y le dices al afectado: “¡Cuánto lo siento, no te lo mereces! Pero, en el fondo te quedas con las ganas de decirle: “¡Chúpate esa!”. Otra característica del Schadenfreude es que suele tener chivatos gestuales, normalmente faciales. Siempre hay una sonrisa Monalisa que lleva escrito un globo de cómic con el texto: “Jó#36+ç?/&%te”

Todo esto sería humano y anecdótico si no fuera porque la sinergia que se necesita y el trabajo en equipo no aparece. Es posible que esto sea generacional y que entre las nuevas generaciones pueda ser diferente. también es cierto que en las grandes ciudades y grandes y medias empresas se da más. Sin olvidar que hay épocas con más tensión entre los empleados que quieren escalar en el escalafón.

La cuestión es que algo falla en nuestras empresas para que ese trabajo en equipo, para que esa camaradería anhelada no exista. En cuanto puedes observar un poco del día a día, se ve rápidamente.

Tal vez se fomente la competitividad en exceso y no se conozca cómo generar esa hermandad y sinergia deseada. Hay una cosa que está clara, cuando se incorporan nuevos directivos mediante el trabajo de un headhunter, ya puedes estar seguro que en un 95% de los casos se habrá incorporado a un competidor nato, por no utilizar otros términos. La sonrisa del cocodrilo está asegurada.

1 comentario en “El Schadenfreude en las empresas”

  1. Tal vez una de las razones que explica estos comportamientos, al menos una parte, es la falta de altura de pensamiento, la gestión insuficiente de equipos y la falta de empuje a la participacion por parte de estilos de liderazgo una poquito mas que mejorables.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s